Exposición

A través de textos, bocetos, fotografías, dibujos, objetos, vídeos, entrevistas, grabaciones y espectáculos, Coreografías para no Bailar presenta un recorrido por su trayectoria artística, la documentación de su obra y su legado coreográfico, incluyendo su propio proceso creativo y su obra más reciente. Esta exposición invita al espectador a acercarse a su creación, a sus intereses, a comprender la repercusión y relevancia de su labor en el panorama estatal y a impulsar el tejido coreográfico local.
Coreografías para no bailar propone un recorrido espacio/temporal donde el cuerpo y el movimiento son inspiración y causa. El espectador puede acercarse a la exposición de dos maneras: como observador, o como partícipe, es decir, como alguien que mira, o como alguien que crea, implicándose en el espacio expositivo, siendo un elemento más de la parte viva de la exposición.

Galería

Más imágenes

La exposición Coreografías para no Bailar es:

– Una experiencia del proceso creativo de la pieza SOLAS.
– Una retrospectiva de la obra realizada por José Lainez y Concha Martínez en más de cuarenta años, incluyendo trabajos de las compañías de danza Anexa, Yauzkari y Piejuntoapie.
– Una pieza de danza, donde el espacio expositivo se convierte en escenografía, los objetos en atrezzo, los bailarines en público y el público en parte de la pieza SOLAS.
– Un laboratorio y centro de documentación, que incluye manuscritos, datos, archivos, libros y material audiovisual disponibles para el público.

Residentes

PIEZA COREOGRAFÍAS PARA NO BAILAR 1, por NAIARA MENDIOROZ (inauguradión expo). Musica: Variaciones de Goldberg de Bach.Diversos artistas trabajarán durante diez días en residencia en la exposición. La idea es que a partir del material expositivo creen una acción, un evento, una danza que dialogue con lo que allí se muestra. Cada residencia finalizará en un encuentro abierto al público.
En el Centro Huarte participan coreógrafos como Naiara Mendioroz, Belar Gorria- Hierba Roja, Becky Siegel, Carmen Larraz y Fuera del Eje. En San Sebastián, Dantzagunea propone su programa de residencias artísticas Sortutakoak, acogiendo a dos coreógrafos en residencia y presentado su trabajo conjuntamente con Donostia / San Sebastián, Capital Europea de la Cultura 2016.

Ver todos los residentes.

Textos de la Exposición

Es el momento en el que las ideas y los conceptos aparecen y desaparecen, las memorias, los gustos personales y referentes se mezclan, para, después, aparecer en el cuerpo en movimiento danzando en un espacio y tiempo nuevos.

Los referentes que José Lainez y Concha Martínez han tenido a lo largo de su vida han sido muy diversos, provenientes de todas las artes y también de los espacios que habitaban. Quizá lo que una a todos sea la búsqueda de provocar a través de la sorpresa.

Los siguientes creadores has sido fuente de creación para José Lainez y Concha Martínez; Rudi van Dantzig, Koert Stuyf , Ellen Edinoff, Kurt Jooss, Pina Bausch, Paul Eluard, Arthur Rimbaud, Antonin Artaud, Frank Wedekind, Isidore Ducasse ( Conde de Lautreamont), Samuel Beckett, Fernando Arrabal, Federico García Lorca, H. P Lovecraft, George Orwell, Lewis Carroll, Eugene Ionesco, Rafael Alberti, Mary Shelley, Flavia Company, Anaïs Nin, Miguel Hernández, Jean Genet, André Breton, Gertrude Stein, Pier Paolo Pasolini, Francis Picabea, Tristan Tzara, Louis Aragon, James Joyce, Frank Kafka, Charles Baudelaire, Peter Weiss,Woody Allen, Leonard Cohen, Leopoldo María Panero, Edgar Allan Poe, Alfred Jarry

En la creación las ideas se mezclan y componen; la elección de los temas se vuelve física y lo más importante y necesario es la colaboración con el otro. La transmisión, la habilidad de trasladar ese bagaje de un cerebro a otro, produce toda una invención, con su magia, su intención, y sus ganas de comunicar.

La transmisión produce diferentes materiales: notas, bocetos, guiones y partituras para explicar movimientos, intenciones, música, decorados, diseño de luces que el creador comparte con sus colaboradores.

La creación es, hacer, deshacer, tomar decisiones, dudar, compartir, juntar, cohesionar, despegar, esperar, comunicar, emocionar, rehacer de nuevo, distanciarse, cambiar cosas de sitio, borrar y vuelta a empezar.

SOLAS, la nueva coreografía de José Lainez, podrá, o no, ser montada. Él la define como una más de sus Coreografías para no bailar. Coreografías que en realidad están ahí, libres, esperando a quien quiera montarlas o simplemente a vivir para siempre como fueron creadas, en un papel.
SOLAS no es exclusivamente una pieza coreográfica, es también una propuesta novedosa dentro del lenguaje de la danza, ya que la palabra, la imagen, los objetos y los sonidos se mezclan para dar vida a una creación que puede ser leída, imaginada y, por supuesto, bailada.

¿Qué ocurre una vez que una pieza ha sido creada, bailada y representada?

Una vez que todo acaba, las piezas extienden sus vidas en el lugar de la memoria. Vídeos, libros, folletos, fotos, instalaciones, exposiciones, así como los espectadores y sus puntos de vista a través de comentarios, blogs, noticias y crítica, sirven para dilatar en el tiempo su existencia.

Lo interesante de la memoria es que fermenta y se convierte en inspiración para otros, en nuevas ideas, en definitiva, en el inicio de un nuevo proceso creativo.

Donostia 2016

Easo Kalea, 43, Donostia-San Sebastián